Ser joven en Colombia

Jóvenes y nuevas tecnologías

Sería interesante delimitar un poco más el tema de qué es ser joven, asociarlo a otros dos conceptos que pueden ser interesantes: el concepto de identidad (Jiménez, 2013) y el concepto de subjetividad.

Siendo ese un panorama sombrío y más en las ciudadades ¿cómo puede ser entonces la identidad, los procesos de identitarios que tiene un joven en Colombia? O sea, cuando un joven se pregunta

quién es, entonces: ¿necesariamente es un

joven sin futuro? Por otra parte, uno puede ver nuevas

formas de interacción que tienen los jóvenes ahora. Con el internet, con los “smartphones” (obviamente no todos los jóvenes pueden acceder a ellos), pero los jóvenes que sí

acceden a ese tipo de medios de interacción tienen tendencias que son interesantes de ser analizarlas, por ejemplo, la idea de decirlo todo en las redes sociales. Yo creo que Facebook, BlackBerry, Messenger, Skype están en auge porque recogen algo que caracteriza al ser humano, y es que el ser humano hace algo que no hace ningún otro animal: habla (Bourdieu, 1985). Estos medios recogen esta necesidad de hablar con el otro, diría Brunner, esta necesidad

de negociar significados con el otro (Bruner, 2000). Se ve en los jóvenes, se ve en los estudiantes; una forma de comunicarse fácilmente con ellos es escribirles por Facebook, contestan en dos segundos. Usted les escribe un correo y se demoran más pero en Facebook o Twitter, contestan rápidamente. Entonces, una pregunta, una segunda pregunta, sería: ¿Cómo se puede interpretar esta necesidad que tienen los jóvenes ahora de hablar, de decirlo todo, casi confesarse frente al Facebook, frente a los

otros? Antes, uno se confesaba con el sacerdote, con el médico o hasta con el psicólogo de pronto, con un buen amigo. Pero ahora se ve como los jóvenes ponen su vida casi día a día, minuto a minuto en las redes sociales (Gergen,

1997). Además, el público al que va dirigido no es un público de dos o tres personas, sino 200 ó 300 contactos y, a veces, los comentarios son completamente públicos. Entonces, una

pregunta que me interesa en función de esos jóvenes, de esos jóvenes actuales en Colombia, es: ¿cómo se puede interpretar esa necesidad actual de los jóvenes de decirlo todo, de publicar algo que se podría pensar es, hasta cierto punto, privado?

Vea el estudio completo en:

http://revistaumanizales.cinde.org.co/rlcsnj/index.php/Revista-Latinoamericana/article/view/1672/562