HECHO A MANO

Gracias a las manualidades activamos el cerebro, de modo que podemos evitar el deterioro cognitivo leve a la vez que favorecemos la relajación y la coordinación psicomotriz